Catherine

Mi historia es sobre mi padre Rogelio “Roy” García

 

Este evento tuvo lugar del 14 de agosto de 2020 al 21 de octubre de 2021

 

El descubrimiento

A mi padre le dolía la espalda y fue a que le revisaran. No encontraron nada. Volvió a entrar porque el blanco de los ojos y el tono de la piel se estaban volviendo muy amarillos. Su conducto biliar estaba bloqueado y le pusieron un stent para ayudarlo. Entonces encontraron la masa que estaba creciendo en la cabeza del páncreas en agosto de 2020 se sometió a tratamiento de quimioterapia una vez cada dos semanas de inmediato en sept de 2020 y después de que el tratamiento de radiación todos los días durante aproximadamente un mes y se terminó con todo el tratamiento de junio de 2021. Falleció el 21 de octubre de 2021

Esta es mi historia

Nunca pensé que mi padre moriría de cáncer. El cáncer no discrimina, no le importa la edad de la persona ni su nacionalidad. Creo que la gente debería ser consciente del cáncer de páncreas al igual que lo es del cáncer de mama. Cuando le diagnosticaron a mi padre fue la primera vez que oí hablar del cáncer de páncreas, así que no tenía ni idea de lo cruel que era. Y no todos los síntomas son iguales. Si hay algún tipo de cáncer en otros miembros de la familia, es necesario que se haga un control periódico para detectarlo antes de que sea demasiado tarde. Ojalá el campo de la medicina estuviera lo suficientemente avanzado como para detectarlo antes de que sea demasiado tarde.

El impacto del tiempo

Creo que la detección precoz le habría funcionado. Tiene un largo historial familiar de cáncer y fue el primero con cáncer de páncreas. El Señor nos bendijo con 15 meses sin apenas sufrimiento. El tratamiento de quimioterapia fue pan comido, sin náuseas y pudo seguir haciendo lo que le gustaba, trabajar en los coches. Su apetito cambió un poco más adelante. Los alimentos sabían más dulces y se saciaba más rápido. Siempre contaré el viaje de mi padre con el cáncer de páncreas, y la suerte que tuve de estar 15 meses con él desde su diagnóstico. Me siento fatal por las vidas que se han perdido tan rápidamente y por las familias que han quedado en estado de shock, sin saber qué demonios ha pasado.