Mi historia es sobre Greg Griffith

Este evento tuvo lugar a partir del 5 de febrero de 2010

El descubrimiento

El 5 de febrero de 2010, a Greg le diagnosticaron cáncer de páncreas. El 10 de febrero de 2010 Greg y Cathy Griffith conocen al Dr. A. James Moser. Fue en esta reunión donde discuten un plan para seguir adelante, y Greg le dice al Dr. Moser que Dios es más grande que el cáncer de páncreas.

Esta es mi historia

Cuando a Greg le diagnosticaron un cáncer de páncreas en fase 4, le dijeron que sólo le quedaban seis semanas de vida. Aunque el diagnóstico fue absolutamente traumático para toda nuestra familia, Greg pidió humildemente ayuda a Dios, ¡y la obtuvo! Dios bendijo a Greg y a su familia con el regalo de 19 meses milagrosos. A lo largo de este periodo, Greg marcó una enorme diferencia en la vida de muchas personas. Su valentía ante la muerte y su fe en Dios hicieron que muchos reflexionaran sobre su propia mortalidad y sobre si estaban espiritualmente preparados si mañana era su último día. Greg sigue siendo una inspiración para todos nosotros.

El impacto del tiempo

La historia de Greg es un mensaje de esperanza. Cuando a Greg le diagnosticaron un cáncer de páncreas e hígado en fase IV, en la plenitud de su vida, le dijeron que el tiempo era limitado. Sin embargo, al conocer su diagnóstico, le dijo a su médico: “¿Qué podemos hacer Cathy y yo para ayudarle?”. Los médicos se sorprendieron al escuchar esta pregunta de un paciente terminal. A partir de ahí, una nueva trayectoria para el cáncer de páncreas había comenzado con aquellas palabras pronunciadas por Greg Griffith. Cathy Griffith es la esposa de Greg y la madre de sus dos increíbles hijos, Jamie y Jordan. Enviudó a los 48 años. Fue gracias al amor y la gracia de Dios que Cathy pudo mantener la calma y la firmeza en medio de un feroz tornado llamado cáncer de páncreas. En lugar de ser un final, este trágico suceso se convirtió en el comienzo de algo muy hermoso… puedes leer más aquí.